Casas prefabricadas: ¿sí o no?

/
28 visitas

Las casas prefabricadas son casas construidas a partir de piezas estandarizadas, que se prefabrican fuera de sus propias instalaciones y luego se transportan a la ubicación final para el montaje final

Uno de los claros beneficios que tienen este tipo de casas es, sobre todo, la confianza que ofrecen. Lógicamente este tipo de obras no se ve sometido a los cambios de temperatura ya que, como hemos nombrado anteriormente, no se construyen al aire libre.

Esta casa no precisa de yesos o hormigón, lo que lo hace más práctico para mejorar en otros aspectos como la decoración de la casa o materiales de construcción.

Pese a haber unos modelos fijados en algunas empresas, hay también modelos muy específicos en los que el cliente elige en todo momento qué y cómo quiere que sea su futura vivienda. Además estas casas salen completamente finalizadas de fábrica, con los electrodomésticos encargados, cortinas o luces y desde ahí, se transporta directamente al solar para anclar definitivamente. 

Para evitar el problema más común, el de la humedad, han desarrollado un forjado con ciertas especificaciones que logra evitar humedades en la vivienda. Estas casas contienen unas medidas específicas entre el techo interior y el tejado exterior que, con una capa de un material aislante, consigue que la temperatura dentro de casa se adapte a las condiciones meteorológicas sin necesidad de objetos que lo permitan de forma artificial y de esta manera se consiguen casas con una calificación energética tipo A.

En España, con la covid-19 la demanda de estas casas ha aumentado de un 30% a un 60%. Todo gracias a la rapidez, eficiencia de energía y precios más bajos que una casa tradicional. En nuestro país este tipo de vivienda representa un 1% de las totales, en Alemania un 9%, en Holanda un 50% y por terminar Suecia, donde prácticamente todas las viviendas son así.

Los precios de este tipo de casas van desde los 20.000 euros (normalmente unos 40 metros cuadrados) hasta las casas más caras de unos 300.000 euros (normalmente más de 200 metros cuadrados).

Mucha gente se preguntará por qué algunos precios de estas casas son tan bajos pero la realidad es que solo incluyen las paredes, es decir, no se incluyen ni las ventanas, ni las puertas ni tampoco el techo de las casas.

La vivienda que cuesta 20.000€ (de 60m²)  té puede llegar a costar unos 27.000€ (sin incluir todos los muebles de la casa y los electrodomésticos).

El precio de la casa puede llegar a superar los 50.000€ con todo lo anteriormente mencionado pero todavía nos falta una cosa, el terreno para construirla, teniendo en cuenta que se necesitan mínimo 500m². Sabiendo que el precio de un m² es de media de 130€, el precio llega a unos 65.000€ solo el terreno. Incluyendo la casa el precio llegaría a unos 115.000€, un precio muy alejado al que se había mencionado anteriormente.

Además, cabe mencionar que los materiales utilizados para construir este tipo de casas en los precios más bajos son de madera y para tener un material más resistente se tendría que pagar un precio más elevado.

Aparte de todo lo que se ha mencionado muchas de estas páginas tampoco incluyen el Impuesto Valor Añadido (IVA) que generalmente es de 10%.

Es hora de responder a la pregunta: ¿las casas prefabricadas son rentables?

Sí y no. Si tienes un terreno sí te puede llegar a salir rentable pero si no tienes un terreno ya adquirido el precio es muy similar o incluso más alto que las casas no prefabricadas. Todos estos datos nos ayudan a deducir que en verdad es lo mismo que hacer una casa normal, lo único que te puede ahorrar es el tiempo de construcción de dicha casa.

Redactado por: Francisco Rico, Alejandro Mata, Radu Ciobanu, Iria Sanchez y David Picó, estudiantes de cuarto de ESO del IES Penyagolosa.

Redactors juniors

close

El más reciente