¿Por qué a las mujeres siempre se les ha considerado inferiores?

/
8 visitas

Desde hace mucho tiempo se ha dicho que la mujer estaba por debajo del hombre, dejándola así en un segundo plano en la sociedad. Durante siglos enteros se ha escrito la historia sin tener en cuenta el importante valor de las mujeres.

Ya desde el estudio de la prehistoria, las figuras humanas sin rasgos sexuales se dio por hecho que eran hombres y con esto se adjudicaron al varón todas las funciones representativas, dejando a la mujer con menos presencia.

Un ejemplo donde vemos esto es en el Renacimiento, un “renacer” sólo para los varones, que ven mejoradas en esa época sus posibilidades educativas y laborales. Para las mujeres fue todo lo contrario: no pudieron acceder a la educación humanista y los nuevos estados, centralistas y uniformadores, dictaron leyes que restringieron aún más sus posibilidades.

También podemos ver cómo la mujer está en segundo plano con el lenguaje inclusivo, que todavía ocurre hoy en día, la hora de nombrar cosas/personas, por ejemplo: “llama a todos”. Puede que todos los referentes sean varones, pero en muchos casos, el término se emplea también refiriendo a mujeres junto a hombres y sólo utilizamos el “todas” cuando las únicas presentes son las mujeres.

Un ejemplo más es el conocido caso de Rosalind Franklin. Ella fue la descubridora de la doble hélice en la cadena de ADN. Esto lo sabemos y tenemos certeza de ello ahora, pero cuando sucedió, todo el mérito de su descubrimiento se lo llevaron Watson y Crick: a ella apenas la mencionaron en un párrafo al final del libro que se publicó. Para aquella época, que una mujer fuera científica era impensable y que hiciera un descubrimiento como aquel, aún más. Además de que no tuvo las facilidades de sus compañeros a la hora de ser lo que quería ser, todo por el simple hecho de ser mujer. Por no mencionar la poca credibilidad que tendría cualquier cosa dicha por ella, por muy cierta que fuera y por muchas pruebas que tuviera.

Además, hay que añadir que muchas de las cosas que hoy en día están presentes y son cosas muy normales, no siempre han estado ahí para las mujeres, algunas de ellas no hace mucho que están. Por ejemplo: el sufragio universal, poder trabajar/ ejercer altos cargos o incluso utilizar pantalones. 

A las mujeres, nunca se les ha dado la oportunidad de poder mostrar su potencial y se les ha quitado la voz de manera que hasta hace poco no se ha podido mostrar cómo son en realidad y todo lo que son capaces de hacer. 

No está muy claro como se llegó a pensar que son inferiores. Pueden haber muchos motivos. Uno de ellos es que los hombres siempre han dicho que son más fuertes y más valientes, incluso más inteligentes, y esto, como ya hemos mencionado, es porque nunca se les ha dado la oportunidad a ellas de mostrarse. Además, ha tardado mucho tiempo en cambiarse eso porque no querían cambiar: los hombres están muy bien creyéndose superiores y las mujeres, al haber vivido durante muchos siglos a la sombra del hombre, pensaban que era normal, pero no.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos deja datos aterradores sobre la actual represión:

A escala mundial, el 35% de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima o violencia sexual perpetrada por una persona distinta de su pareja. Estos datos no incluyen el acoso sexual. Algunos estudios nacionales muestran que la proporción puede llegar al 70% de las mujeres.

Por si estos datos no fueran suficientemente trágicos… Cada día, 137 mujeres son asesinadas por miembros de su propia familia. Se calcula que, de las 87.000 mujeres asesinadas intencionadamente en 2017 en todo el mundo, más de la mitad (50.000) murieron a manos de sus familiares o parejas íntimas.

Al menos 200 millones de mujeres y niñas de 15 a 49 años han sido sometidas a la mutilación genital femenina en los 31 países en los que se concentra esta práctica.

Por otro lado, menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia buscan algún tipo de ayuda. En la mayoría de los países para los que existen datos disponibles sobre esta cuestión se constata que, entre las mujeres que buscan ayuda, la mayoría acude a familiares y amistades. Muy pocas recurren a instituciones formales, como la policía o los servicios de salud. Menos del 10% de quienes buscan ayuda acuden a la policía.

Quince millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas en todo el mundo. En la inmensa mayoría de los países, las adolescentes son el grupo con mayor riesgo de verse forzadas a mantener relaciones sexuales (u otro tipo de actos sexuales) por parte de su esposo, pareja o novio actual o anterior. De acuerdo con los datos disponibles para 30 países, tan sólo un 1% de ellas ha pedido alguna vez ayuda profesional.

Al leer esto, podemos reflexionar y ver que realmente las mujeres siguen maltratadas actualmente. 

Autores

,
close

El más reciente