«Detroit Become Human», una historia ficticia pero muy cercana a nuestra realidad

/
22 visitas

El videojuego Detroit Become Human narra una historia muy próxima a nosotros que podría llegar a ocurrir si surgiera una nueva industria robótica

La empresa Quantic Dreams puso a la venta, en el año 2018, exclusivamente para la PlayStation 4, y en 2019 para ordenador, el videojuego Detroit Become Human, desarrollado por el equipo de David Cage.

David Cage

La historia cuenta los sucesos que ocurren en la ciudad de Detroit (Estados Unidos) en noviembre de 2038, donde los humanos “conviven” (esclavizan) con los androides, robots de aspecto humano. Estos androides se diferencian de los humanos por llevar un pequeño LED en la sien y con un número limitado de aspectos, por lo que en muchas ocasiones, suelen verse repetidos. Han sido creados por la empresa ficticia CyberLife para obedecer las órdenes y deseos de su dueño humano.

Los ciudadanos los maltratan, compran androides, manifiestan por las calles su desagrado hacia ellos, a causa del desempleo que ha provocado la utilización de los androides en el mundo laboral, y la automatización de los transportes públicos y de mensajería. No obstante, nunca se dan cuenta ni reflexionan si los androides pueden tener consciencia, siempre se da por supuesto que están programados para obedecer.

Más que un mundo donde la sociedad no acepta a los androides, este videojuego narra la historia de su liberación. Este videojuego sigue la temática de los videojuegos elige tu historia; más que un videojuego, seria una película donde tú decides cómo y cuándo acabar con cada uno de los personajes.

A lo largo del videojuego, vivirás la vida de tres androides: Kara (su actriz es Valorie Curry), Connor (su actor es Bryan Dechart) y Markus (su actor es Jesse Williams).

  • Kara es una androide cuyo dueño es un desgraciado y drogadicto, Todd William, que la maltrata a ella y a su propia hija, Alice. Ella tendrá que verse obligada a huir por las condiciones a las que tiene sometida a su hija. Durante toda la historia, Kara y Alice intentarán escapar de Detroit.
  • Connor es un androide que es enviado por la empresa CyberLife a la Policía. Tiene como meta detener el movimiento de los divergentes (androides, que por alguna razón desconocida se rebelan contra sus dueños y empiezan a tener consciencia propia). Durante su misión, se queda a su cargo el teniente Hank Anderson, que tiene un gran problema con la bebida.
  • Markus es un androide que tiene a su cargo un pintor anciano, Carl Manfred, al que tiene que cuidar. Este se porta muy bien con Markus y lo considera como su propio hijo, aunque él sí que tiene un hijo, Leo Manfred, pero nunca lo visita y si lo visita es porque necesita dinero. Carl le enseña a pintar a Markus, pero no de forma automatizada por él, replicando las pinturas de Carl, sino que intenta que Markus decida lo que pintar, sin depender de sus órdenes lo que le ayuda a convertirse en divergente.

A lo largo del videojuego si algún personaje muere, no volverá a resucitar, menos Connor, que tiene de su parte a Cyberlife, que lo reconstruye las veces que haga falta ya que la Policía lo necesita.

La historia real comienza cuando los androides protagonistas se vuelven divergentes, a excepción de Connor que tiene como misión acabar con ellos. Pero quien sabe, ¿podría convertirse él también en divergente y no poder acabar con su misión?

En ese momento, vives la verdadera desigualdad, entre humanos y androides, como empieza la rebelión y tendrás que priorizar, entre los divergentes o los humanos lo cual se convertirá en una decisión muy difícil.

La música es un punto muy importante del videojuego porque te hace ponerte más en la piel del protagonista y de los amigos que creas durante tu travesía, cuando están en situaciones de peligro, de confort, etc. También cada personaje es caracterizado por su propia música. Algunos de los compositores que participaron son: Philip Sheppard, que se encarga de la música de la historia de Kara; Nima Fakhrara que se ocupa de la música de Connor; y John Paesano, que se ocupa de la música de Markus.

Me fascina el cómo se han creado todas las escenas porque todas se han hecho por ordenador, a partir de grabaciones de actores y actrices, con un traje especial y con unas pequeñas esferas, colocadas estratégicamente en la cara para entonar las reacciones faciales.

Considero este videojuego como una obra maestra por la historia, la música, la manera que tienen las situaciones para ponerte tan tenso, que te aceleran las pulsaciones y te hace apretar el mando hasta que una gota de sudor recorre tu frente mientras tomas la mejor decisión para que ocurran unos ciertos acontecimientos.

Tráiler del videojuego:

Vídeo donde se explica la creación de escenas en el videojuego:

Redactors juniors

close

El más reciente

¡Nuevos proyectos!

Tenemos nuevas ideas para nuestra revista Penyagolosa Report. Vamos a trabajar con diferentes empresas de la